¿Qué es la depletación y cómo funciona?

¿Qué es la depletación y cómo funciona?

¿Qué es la depletación y cómo funciona? 1280 720 Eurolab

Cuando entramos en etapa de definición existen diversas maneras de conseguir la pérdida de grasa y/o líquidos para conseguir sacar a relucir los músculos que tanto hemos trabajando previamente en nuestra etapa de volumen, sin embargo, una de las más famosas y en las que más errores se cometen es en la DEPLETACIÓN.

Así que, si estás interesado en conseguir una máxima definición muscular y sacar a relucir esas “rayas” por las que tanto trabajaste, no te despegues de tu monitor y sigue con este blog. ¡Qué lo disfrutes!

Proceso De 16 Semanas

Semanas 1 A 4:

Se debe iniciar con un porcentaje de grasa de 12% o menos y con un peso de 5 a 12 kilogramos por encima del peso de competencia.

El primer cambio que se realiza, es la disminución del porcentaje total de carbohidratos disminuyendo un 3 % cada semana durante las primeras 4 semanas.

El grupo de Carbohidratos que vamos a reducir primero, son los simples, los cuales empezarán a ser sustituidos por los fibrosos, es decir, que iremos sustituyendo frutas, por ensaladas. Se aumenta 2% la proteína, especialmente como licuados 0% carbo.

Semanas 5 A 8:

A partir de la quinta semana la cantidad total de grasas consumidas deberá bajar un 1% por semana, mientras que los carbohidratos seguirán bajando a un ritmo del 3-4% por semana, de tal forma que al terminar la octava semana se estará consumiendo un 40 a 45 % de carbohidratos originales en la dieta, los carbohidratos complejos habrán disminuido del 60 original a un 30%, los carbohidratos simples de un 20 a un 10% y los fibrosos habrán aumentado al doble de lo original. La proteína (0% carbos y sin grasa) se incrementa un 2% semanal a partir de la primera semana.

Semanas 9 A 12:

A partir de la semana 9, el consumo de carbohidratos simples se reduce al 5% del total original, los carbohidratos fibrosos llegan hasta el 50% del total del consumo y los carbohidratos complejos bajarán del 45 hasta llegar a un 30% en la semana 12.

Durante estas doce semanas la hidratación mantiene igual que siempre e inclusive un poco más elevada que de costumbre.

A partir de la semana 9 se empieza a limitar el consumo de sodio (sal) de la dieta, retirando un promedio de 10% por semana. Esto se logra disminuyendo la cantidad de pescados que se consumen y aumentando los licuados de proteína 0% carbohidratos y 0% grasa.

Semanas 13 A 16:

De la semana 13 a la 16, los cambios son graduales pero rápidos, los carbohidratos simples se reducen a un 2-3% del total, los complejos bajan hasta un 10%, las grasas han desaparecido casi por completo de la dieta (hasta lo menos posible), los complementos se reducen a antioxidantes, proteínas aisladas, sin carbohidratos, se restringe el consumo de creatina, se consume una mayor cantidad de Glutamina, BCAA, y en caso necesario, incluir cultivos lacticos para no perder la flora intestinal.

A partir de la semana 15 el consumo de líquidos se limita al 80 %, el sodio se elimina de la dieta.

Se consumen dosis elevadas de Complejo B y Vitamina C para forzar al cuerpo a eliminarlos por orina (también ayudan a eliminar grasa como combustible). La dieta disminuye en cantidad, y, de hecho, no muy variada (pechuga hervida, un poco de atún lavado, claras de huevo, arroz hervido, lechuga, espinacas, jitomate, una taza de melón o una manzana al día).

En la última semana, se comienza a consumir agua destilada, disminuyendo la cantidad hasta llegar a no consumir nada de agua, 24 a 36 horas antes de la competencia. Se corta por completo el carbohidrato simple y solo unos 100 gramos de carbohidratos complejos por día, con grandes porciones de alimentos ricos en proteínas y bajas en grasa.

Ahora que conoces la complejidad del proceso de depletación y los beneficios que este puede traer a tu etapa de definición, ¿estarías dispuestos a realizarlo? ¡Platícanos en los comentarios! Recuerda que tu opinión es muy importante.