Cómo cuidar las articulaciones

Cómo cuidar las articulaciones

Cómo cuidar las articulaciones 1280 720 Eurolab

Sabemos que, al entrenar en el gimnasio, a parte de las ya mencionadas lesiones en nuestro blog (las cuales si no has leído te invitamos a que vayas a hacerlo) una de las partes del cuerpo que más se dañan son las articulaciones.

Ahora, ya sea por una mala técnica en el ejercicio, una mala alimentación o simplemente la edad, las lesiones en las articulaciones se puede prevenir de manera muy efectiva, ya sea realizando ciertos ejercicios, consumiendo ciertos productos, o bien solo siguiendo algunas recomendaciones. Es por esto que te invitamos a que leas las siguientes opciones que te dejamos para que comiences a cuidar un poco más de tu cuerpo. ¡Que lo disfrutes!

Recomendaciones

El cuidado de las articulaciones es importante a toda edad ya que, a medida que pasa el tiempo, van perdiendo su funcionalidad. Ten en cuenta estas recomendaciones:

Mantente activo

Lo aconsejable es practicar actividades aeróbicas como caminar, nadar, y montar en bicicleta. Los ejercicios ayudan a mantener la articulación activa y evitan la atrofia muscular. Debes hacer ejercicio de manera regular y suave para evitar lesiones.

Postura correcta

Las malas posturas producen un reparto desigual del peso sobre el organismo. Al estar sentado, la espalda debe quedar recta y apoyada sobre un respaldo. Evita los sillones que se hundan, es mejor un asiento firme; los pies deben estar firmemente apoyados en el suelo. No permanezcas mucho tiempo de pie o sentado, cambia de postura cada cierto tiempo. Para recoger objetos del suelo, no dobles la columna, sino las rodillas.

Controla tu peso

El exceso de peso generará tensión en tus articulaciones, especialmente columna, rodillas, caderas y pies. La obesidad aumenta el riesgo de artrosis.

Alimentación

Trata de mantener una dieta equilibrada, que contenga frutas y verduras. Está comprobado que condimentos como la cúrcuma reduce la inflamación, las naranjas tienen efectos antioxidantes y protegen las articulaciones, la dieta mediterránea reduce el dolor y la rigidez en quienes padecen artritis reumatoide, el brócoli protege contra el dolor de artritis, y el jengibre es antiinflamatorio y antioxidante.

Evita la sobrecarga

Las actividades que generen dolor o esfuerzo extremo deben suprimirse o limitarse. Utiliza calzado amplio, las plantillas pueden servir para mitigar el dolor de las articulaciones de las piernas. Los bastones y muletas también pueden aliviar el dolor, al descargar las articulaciones enfermas, a la vez que previenen las caídas.

Utiliza dispositivos de ayuda

Para prevenir caídas coloca agarraderas en las paredes, pasillos, cuartos de baño que faciliten la sujeción. Los grifos deben ser preferentemente monocomando. Un carrito de ruedas puede permitir el transporte de diversos objetos (compra diaria, la vajilla…) sin hacer grandes esfuerzos. En el cuarto de baño, instala suelos antideslizantes, soportes para la entrada y salida de la bañera y del retrete, asientos de plástico para la ducha.